Escuelas Católicas pide respeto para alumnos, padres, profesores y centros

En marcha los cursos de formación de Competencia Profesional e Inglés en Alicante
16 julio, 2015
Nueva Edición del encuentro “Luces en la Ciudad”
13 octubre, 2015
Show all
Ante las declaraciones realizadas por varios gobiernos autonómicos, que anuncian la paralización de la implantación de la LOMCE en sus respectivos territorios, Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) solicita que se respete a las comunidades educativas, inmersas en una situación de desconcierto a menos de dos meses para que comience el nuevo curso escolar. Recuerda que se trata de una Ley que, con independencia de la valoración que se pueda hacer de ella, fue aprobada democráticamente, está vigente y debe ser cumplida.

El intento de paralizar la implantación de la LOMCE que está cundiendo en diversas CC.AA., está generando incertidumbre y caos en la comunidad educativa. A estas alturas los centros educativos ya han planificado el próximo curso 2015-16 y finalizado los procesos de matriculación, y los cambios que se introduzcan en estos días generarán serios problemas de organización y desconcierto entre las familias, ante la falta de información.

No saber qué currículos se aplicarán en ESO y Bachillerato el próximo curso (si el previsto en la LOMCE o el anterior de la LOE), perjudica a todos los miembros de la comunidad educativa, por lo que Escuelas Católicas reclama una efectiva coordinación entre todas las administraciones educativas, estatales y autonómicas, para evitar el perjuicio a centros, profesores, alumnos y padres, que no se merecen que la educación, una vez más, sea objeto de confrontación política entre los partidos.

Escuelas Católicas urge al MECD y a las Consejerías de Educación a respetar y hacer respetar los principios de seguridad jurídica y jerarquía normativa, pilares de nuestro Estado de Derecho.