TENER A UNA MADRE CONTENTA EN LA PELUQUERÍA
16 febrero, 2017
PREMIOS A LA INNOVACIÓN Y BUENAS PRÁCTICAS EN PASTORAL ESCOLAR
22 febrero, 2017
Show all

La Directora de Comunicación de Escuelas Católicas a nivel nacional, Victoria Moya, acerca cómo gestionar la comunicación en situaciones de crisis para los centros educativos.

Muchas veces pensamos que aquello que aparece en la prensa o que le ha ocurrido al colegio vecino no nos va a pasar a nosotros. Pero, tener esta sensación es errónea. De hecho, hay que estar preparado para lo negativo que pueda llegar. Así lo transmite la Directora de Comunicación a nivel nacional de Escuelas Católicas, Victoria Moya, con su ponencia “Cómo gestionar una crisis y no morir en el intento” en Eduketing, el Congreso de Marketing educativo que se ha celebrado en Sevilla.

Crisis puede haber de distintos tipos y Moya nos ha hablado de activar un Protocolo de actuación en casos como una caldera que explotase en el centro, una contaminación en alguno de los platos que damos en el comedor, en algún asunto relacionado con el acoso escolar o sexual que, por desgracia, cada vez tienen más prensa o, simplemente, que nuestro centro escolar esté atravesando una crisis de reputación.

 Si esto ocurre, ¿qué hacemos?

Lo primero, proteger la imagen de mi institución con una comunicación que no empeore lo que está ocurriendo. En una situación de crisis, Victoria Moya recuerda que hay que actuar “con transparencia, veracidad y ser rápidos”. Debemos dejar de lado la “opacidad”, quitarnos de la mente pensamientos como “esto mejor no lo digo”…

Victoria Moya considera que un buen comité de crisis está integrado por el siguiente equipo: el Director, un Portavoz, un Técnico en el caso, el Responsable de Redes Sociales y algún miembros del AMPA.

Se puede pedir perdón

A veces, pedir perdón por la actuación que hemos tenido, la que han tomado nuestros alumnos sobre un tema determinado o, simplemente, reconocer nuestros errores es una de las mejores estrategias que podemos llevar a cabo en una situación de crisis. La recomendación de Moya es la de que “no hay que nadar y guardar la ropa”.

TAMBIÉN EN REDES SOCIALES

Para la Directora de Comunicación a nivel nacional de Escuelas Católicas, Victoria Moya, las redes sociales juegan un papel importantísimo en la gestión de una crisis. Ha recordado que a través de Internet se “tienen que dar a conocer los mensajes oficiales del centro escolar, reconocer los errores y pedir perdón de forma pública, no hay que cerrar un perfil a causa de una crisis, es importante desactivar la opción en Facebook de que cualquiera pueda comentar en nuestro muro, se pueden buscar apoyos en los perfiles que tienen nuestros profesores del Claustro y que cabe recordar que las calumnias y las injurias se pueden denunciar también si existen desde las redes sociales”.