Escuelas Católicas apuesta por la vocación de servicio a la sociedad

Siete colegios de Gandía celebran el Día de la Vida Consagrada
12 febrero, 2019
Show all

La secretaria autonómica de Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana, Vicenta Rodríguez, ha afirmado que, “los centros de Escuelas Católicas somos buscadores de acuerdos por el bien común, tendemos siempre la mano con espíritu de colaboración y esperamos diálogo, consenso y respeto a nuestro carácter propio por parte de la Administración Educativa”.

 

Vicenta Rodríguez ha presidido junto con la presidenta de ESCACV, Manoli Nieto, la Asamblea General de la institución y durante la reunión se han abordado los principales temas educativos que afectan a los centros asociados.

Durante su intervención la Secretaria Autonómica ha destacado la vocación de servicio a la sociedad “que es nuestra prioridad como educadores. Vamos a seguir trabajando como escuela evangelizadora, desde la humildad, acompañando los procesos personales de nuestros alumnos, para que sepan afrontar los retos con sólidos principios personales”.

 

En la declaración final de la reunión, que ha leído Vicenta Rodríguez, se ha recordado la necesidad de que se respete la libertad de enseñanza y de elección para que “las familias que creen en nuestros proyectos educativos puedan escolarizar a sus hijos en nuestros colegios. La libertad de enseñanza es el marco en que nos basamos para educar en nuestra identidad evangelizadora”.

 

Además se ha solicitado que el plan de gratuidad de aulas de dos años que ha puesto en marcha el Gobierno Valenciano en los últimos años se amplíe a la red concertada, de modo que la elección del modelo educativo no sea discriminatorio por la capacidad económica de las familias.

 

Asimismo durante la Asamblea se ha abordado el tema de las aportaciones voluntarias de las familias y las desgravaciones fiscales y se ha transmitido un mensaje de tranquilidad y serenidad ya que como ha dicho la Administración, no se han cambiado los criterios y, por tanto, la normativa sigue siendo la misma.

 

Durante la explicación se ha recordado que las aportaciones voluntarias son fiscalmente deducibles siempre que se cumpla los términos de la Ley 49/2002 y siempre que sean voluntarias y no se destinen al abono de conceptos que están financiados en el módulo de concierto.